sábado, 8 de noviembre de 2008

WOMAD Las Palmas. Ayer, gran éxito de convocatoria y decepciones artísticas

OPINION
Lo único positivo que saqué en claro de la jornada de este viernes en el Festival WOMAD es que aún quedan dos días para poder soprenderme con alguna propuesta musical.
La expectativa del público volvió a ser máxima y es que, desde primera hora de la tarde ya se veía un trasiego de personas muy numeroso por el Parque Santa Catalina. Hay que reconocer que el ambiente sigue siendo el de todos los años y la ubicación de un tercer escenario ha vuelto a ser un éxito. Además la distribución de los stands permite que uno pueda darse un agradable paseo entre actuación y actuación.
Pero en lo musical, es duro decirlo, la jornada de ayer ha pasado sin pena ni gloria. El grupo Antibalas llegó, tocó y aburrió soberanamente. Eran uno de los grupos con mayor tirón de este Festival y, sin embargo, se mostraron como una fantástica banda que no terminó de cuajar con sus repetitivos ritmos entre los miles de espectadores que esperaban más. "El Guincho", también en el escenario principal, puso lo mejor de sí y cerró una jornada que no pasará a la historia como una de las mejores. El grancanario sorprendió por sus ritmos electrónicos pero quizás tampoco era el momento ni el lugar adecuado.
Pero el WOMAD tiene esas cosas, tienes muchas expectativas puestas en un grupo y se convierten en un blufff. Lo más positivo, sin duda, fue la actuación de Undumo Wesizwe en el escenario Bulevar. Hay que ver como se puede hacer vibrar al público con unas voces prodigiosas, ritmos africanos y danzas que a más de uno lo dejaron con la boca abierta. Actuación muy emotiva también la de Mariem Hassan, que creó un vínculo muy especial con sus cientos de seguidores saharauis.
Esta noche más y esperemos que mejor.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí el Guincho sí me gustó. Además sólo con 2 personas hizo más que los 12 que componen Antibalas. Coincido contigo en que ningún grupo hizo que el público brincara y disfrutara.

#953 dijo...

Los antibalas, lamentablemente, resultaron monótonos en todos sus temas... El Guincho me hizo bailar, aunque tres más aparte de mí lo hacían a mi alrededor. Sin duda, los Undumo Wesizwe han sido un descubrimiento electrizante, maravillosa armonía vocal y mejor puesta en escena. Una de las peores cosas es el precio de la mítica cerveza en este Womad. He visto a más gente haciendo botellón que otros años, y yo no he probado ni gota con lo prohibitivo que está un simple vasito, una lástima.

canarion dijo...

Lo de las copas es de juzgado de guardia. UN ROBO. ¿esto de quien es culpa de DD, de la Sgae o de la pandilla que hay en el ayuntamiento?

Anónimo dijo...

Tampoco me gusto mucho lo de ayer viernes...Pero si disfrute mucho el jueves con Babylon Circus, para mi estuvieron genial....