lunes, 2 de febrero de 2009

Ellos sí se merecen un E.R.E (antigua suspensión de pagos)

OPINION
Arranca hoy una semana que volverá a estar marcada por los datos económicos. Seguiremos en esa cuesta descendente hacia el desastre más absoluto.
Volveremos a escuchar las valoraciones políticas de los dirigentes nacionales y regionales haciendo un llamamiento a la tranquilidad y al optimismo, a la unidad y al esfuerzo. Qué fácil es hacerlo desde una cama calentita y desde un puesto inamovible, a salvo de cualquier coyuntura económica. Dicen que se sienten preocupados todos los días por los que han perdido sus puestos de trabajo, pero no se preocupan por sus propios empleos y ese es el verdadero problema. Por si fuera poco, además de comprobar como existen innumerables inútiles al frente de las administraciones estatales y canarias sin recursos ni ideas para salir de esta complicada situación, tenemos que soportar sus no menos inútiles discursitos. Esta semana conoceremos el número de personas que han engrosado las listas del paro durante el pasado mes de enero. A estas alturas ya se superan los 3 millones de desempleados en España y algunos afirman que en el año 2010 serán 5. Canarias es caso aparte y a nuestro Gobierno deberíamos ponerle la medalla de oro a la inutilidad. 53 mil hogares en el Archipiélago tiene a todos sus miembros desempleados y eso provoca que el 11% de las familias se encuentre en el umbral de la pobreza.
Saldrán los datos de enero y los iluminados de turno volverán a hablar y dirán que se están tomando medidas. Si todas son como la de los fondos que irán destinados para que los Ayuntamientos creen empleo o el Instituto de Crédito Oficial, permítanme que me siente para coger aire y soltar una gran carcajada. Ya podrían pensar en los autónomos, a los que “clavan” un mínimo de 180 euros mensuales pese a no tener ingresos superiores a esa cantidad por falta de trabajo. De verdad, a veces dan ganas de gritarles a la cara aquello de “¿Por qué no te callas?. Alguno dirá que el Gobierno de Canarias tampoco toma iniciativas. Por favor, “Santa Rita, que me quede como estoy”, aunque no vendría nada mal destinar utilizar los fondos de la Reserva de Inversiones para algo más que los chanchullos empresariales.
¿Saben qué medidas pondría yo en marcha?: una reducción de puestos de confianza, un reagrupamiento de concejalías y consejerías en todos los organismos públicos, una congelación de sueldos a todos los cargos y una fiscalización extrema en las arcas públicas y en las adjudicaciones y concursos de obras.
Las grandes empresas echan el cierre estos meses porque no son rentables o no ganan tanto como hace un año. Mientras, los políticos se excusan en las usureras entidades financieras y nos piden que estemos unidos, que nos esforcemos, que no dejemos de consumir, seamos eficaces y apostemos por la productividad. ¿Y si se virase la tortilla?. Los actuales dirigentes del gobierno canario y central no está cumpliendo con su labor: No dan confianza, no son eficaces, ni rentables, ni productivos. Es una pena que su patrón no pueda presentar un Expediente de Regulación de Empleo. Que Dios nos coja confesados

3 comentarios:

Marcos dijo...

Sí señor,tendrían que descontarnos la cuota a los autónomos. No es de recibo y siempre terminamos manteniendo a los ricos los mismos. ZP no se entera y lo de Paulino y Soria es de chiste

María dijo...

Muy bien pero creo que tus propuestas tampoco servirían para mucho. Es muy fácil criticar sin aportar ideas realistas

Anónimo dijo...

Querida María, o eres muy seria... o te afectan directamente las magnificas ideas que ha escrito Fernando, y que comparto plenamente desde mi posición de autónomo no adscrito a la seguridad social, sin posibilidad de cobrar el paro, pagando al Estado trimestralmente el 20% de lo que gano (sea mucho, poco, o nada), recaudando el 5% de IGIC al Gob.Autónomo, además de tener que pagar todo (sanidad, medicinas, seguro de accidentes, seguro profesional, colegio) y no me hice millonario en los años del PP (creo que ese fué mi error).
Te resumo las ideas propuestas en el artículo de Fernando:
1.- Reducción de puestos de confianza = SI
2.- Reagrupamiento de concejalías u otros organismos oficiales. NO SE
3.- Congelación de sueldo de todos los cargos = SI
4.- Fiscalización extrema en las arcas públicas = SI
5.- Fiscalización extrema en las adjudicaciones = SI
6.- Fiscalización extrema en los concursos = SI
7.- Fiscalización extrema en las obras = SI
Y creo que se ha quedado corto, pero aliviaría algo las cuentas ¿no?
Pues a mi que coño me importa... si no me va a tocar nada de lo que se están puliendo.