viernes, 3 de octubre de 2008

Torres del canódromo: novedades judiciales

Como recordarán, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias anulaba hace varios meses el Plan Especial del Canódromo, el Plan General de 2000 y su adaptación de 2005 que afecta al conocido como "Parque del Canódromo". La sentencia era recurrible ante el Tribunal Supremo y amparándose en eso, la empresa constructora ha continuado edificando una de las dos torres de 15 plantas que se edificarían en este espacio.
La resolución judicial se basaba en que se modificó de forma sustancial el modelo territorial sin haberlo sometido a exposición pública, y que no cabía introducir uso residencial en la parcela al estar agotada la edificabilidad en los barrios de Escaleritas y Schamann.
Los vecinos de la zona están indignados al comprobar como las obras continuan y lamentan que en este caso estemos ante hechos consumados ya que hasta que el Supremo se pronuncie pueden pasar varios años, con lo que los derechos de los ciudadanos se vería totalmente dilapidados.
Según he podido saber, la Asociación vecinal AVECALTA, analiza en estos momentos la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo. Una sentencia que iría en la misma línea en la que fallaba ya el Tribunal Superior de Justicia de Canarias y que supondría la nulidad de licencia de obra.
Los vecinos esperan que si el fallo del Tribunal sentencia de esta manera el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria comience una investigación en profundidad. De la misma manera, esperan que se depuren responsabilidades por el hundimiento de la calle Obispo Romo. Una vía que está cerrada al tráfico desde el pasado mes de noviembre al producirse un hundimiento de parte de la calzada tras unas lluvias intensas.
Atentos a este asunto porque no se ha dicho la última palabra...

6 comentarios:

#953 dijo...

Rompe estéticamente con todo lo conocido en Schammann y choca frontalmente con la imposibilidad de edificar más allí. Cuando finalmente estén construidas, cualquier excusa será buena para no tirarlas. Y es que de nada sirve la justicia si no existen medios para ejecutar las sentencias. Vergüenza me dan estas cosas que pasan en mi ciudad.

canarión dijo...

La culpa será de la Pepa y sus compinches, pero ¡el momo calladito!. Schamman revolución. Si no las tira la justicia, la tiramos nosotros

carlos dijo...

que paguen de sus bolsillos los politicos chanchulleros. Eso sería justicia.Que derriben lo fabricado si tienen los juecess lo que hay que tener
-opcional-

carlos dijo...

enhorabuena por la exclusiva, Fernando

Anónimo dijo...

A ver cuánto tardan en publicarlo los demas medios. Panda de ladrones, abajo las torres de la verguenza.

C.M.JUMA dijo...

La verdad nos hace libres y aunque el ayuntamiento tenga la obligación legal de defender la licencia de obra, está defendiendo lo ilegal e injusto a sabiendas.
Sólo les vale un pacto por el que se indemnice el derribo de la torre por un solar en otra zona.
No veo otra solución: puestos a compensar las pérdidas millonarias de la empresa constructora (Ferrovial?, que raro!)y ya que no tuvieron los coj....de paralizar cautelarmente la obra, piénsese que tenían la licencia concedida por el alcalde-macarra, al menos que no sigan dándonos por el recto proceder.
Todo el expediente está viciado en origen y es nulo de pleno derecho.
A más poder, más toletes.
Gracias Fernando por estar "al loro" y en la Onda.