jueves, 25 de diciembre de 2008

2008, un año para recordar (1/6)

OPINION - RESUMEN 2008
Sin duda el 2008 ha sido un año repleto de hitos informativos. Un año en el que, desgraciadamente, Gran Canaria vivió la peor tragedia de su historia con el accidente del vuelo de Spanair. Pero también ocurrieron más cosas. Durante los próximos días repasaremos los hechos más notables, ¿qué tal si, para empezar, repasamos lo más destacado de enero y febrero?.
¿Se acuerdan de Marcos?. Sí, aquel sujeto que fue detenido a principio de Enero y que todos lo señalaban como el responsable de varios casos de presuntos intentos de violación a menores de edad. ¡Menudo circo se montó!. Seguro que recuerdan aquel 10 de enero, cuando este individuo, que había sido detenido horas antes, acompañó a los agentes de la policía a un crematorio de animales domésticos en el polígono industrial de Salinetas. El registro duró casi diez horas y la prensa más sensacionalista publicó las historias más rocambolescas que le vinculaban con Yeremi Vargas y con Sara Morales (los niños desaparecidos en la isla hace unos años). La nave se prestaba a una historia de terror: un edificio de 400 metros abandonado que llevaba 4 años cerrada. Incluso algunos vecinos habían visto salir humo de sus chimeneas… Aquellas siniestras circunstancias las aprovechó más de un periodista que, en vez de trabajar delante de una cámara de televisión o frente a una pantalla de ordenador, debería suceder a Stephen King. Con el tiempo supimos que “el violador de la furgoneta blanca” era otro y de Marcos nunca más se supo…
Luego llegaron los carnavales del Olimpo, los de Las Palmas de Gran Canaria que, sin duda, muchos recordarán por aquello de “¡Tooooongo, toooongo!” y el bofetón que le propinó uno de los artistas al autor del diseño ganador en la Gala de la Reina. Aquello terminó en los Juzgados pero nadie le pudo quitar el cetro a Yraya Viera con la fantasía "Las Palmas mon amour". Está claro que ni las matemáticas se le dieron bien a aquel jurado y que los dioses del Olimpo presagiaban un año marcado por todos los asuntos que pasarían por la Audiencia Provincial.
La primera decisión del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que marcó el 2008 fue la anulación del Plan Especial del Canódromo, y lo que afecta al mismo en el Plan General Municipal de Ordenación de 2000 y su adaptación a la Ley de Ordenación del Territorio de 2005. La sentencia era recurrible y eso sirvió para que Realia siguiera sumándole pisos a “las torres de la vergüenza”. La resolución judicial era consecuencia de una demanda presentada en su día por la asociación vecinal Avecalta y aquello llenaba de ilusión a muchos vecinos de la capital que veíamos como, efectivamente, se puede luchar contra las ruedas de molino. Sin embargo, la clase política, una vez más, no ha vuelto a estar a la altura y todo apunta a que unos tapan las vergüenzas de otros y el Canódromo dormirá el sueño de los justos. Se ha creado una Comisión de investigación en el seno del Ayuntamiento y eso, eso servirá para que la anestesia sea más efectiva que nunca.
En febrero llegó otra decisión que llenó de ilusión a muchos grancanarios: la Comisión Europea mostraba su conformidad con el trazado de la nueva carretera que unirá los municipios de Agaete y La Aldea, sobre cuyo expediente de impacto ambiental pesaba un recurso. Parecía que ya no había escollos para la realización de las obras y muchos tiraban voladores. La triste realidad es que ese proyecto aún sigue en el aire por otra decisión judicial que llegó también en el 2008. Pero esa es otra historia…

1 comentario:

Peter dijo...

Es verdad ¿qué fue de aquel tipo?. Recuerdo la operación que hicieron también en la casa que tenía por presidencia del gobierno. Cerraron la calle y aquello parecía CSI