miércoles, 7 de enero de 2009

Un payaso se coló en la fiesta

OPINION
Está claro que España sigue cayendo, en ocasiones, en supuestos de flagrante catetismo. La Navidad ha servido para que algunos intentaran anestesiar esa crisis que nos persigue y atormenta a todos.
Ahora, tras ese paréntesis de generosidad y bondad que ha durado unas semanas, a los españoles no se nos ocurre nada mejor que debatir acerca de la idoneidad de la vestimenta de la Ministra de Defensa en la Pascua Militar. A mí, con frecuencia, me gusta ser un poco paleto y por eso no me resisto a comentarlo. Además creo que en este caso el diagnostico no genera dudas: “un payaso se coló en la fiesta”.
Más de uno dirá que el comentario es irreverente. Incluso, algún colectivo podría tacharme de machista. Yo respondería que a la señora Ministra la admiro y respeto, pero en esta ocasión se ha columpiado y ha conseguido su objetivo: ser el centro de atención, algo que le gusta hacer con frecuencia. No es la primera vez ni será la última, porque desde su viaje a Afganistán en estado de buena esperanza el pasado mes de abril, ha protagonizado más de una hazaña. No llega a la altura de la Ministra de Igualdad, pero ahí siguen compitiendo.
Desde el punto de vista protocolario me parece que ha sido un error de bulto de sus asesores. Primero porque han hecho caso omiso de la invitación realizada por la Casa Real en la que se especificaba la obligatoriedad de llevar traje largo. Y segundo porque un responsable de Protocolo lo es también de imagen y nunca, nunca, debe hacer que la persona a la que presta sus servicios llame la atención en exceso. Habrán querido innovar o se habrán topado con una circunstancia inédita ya que es la primera vez que una mujer está al frente del ejército español. Pero, por favor, no le falte usted el respeto a un gremio que ayer celebraba la fiesta más importante del año. Y no olvide tampoco que la Pascua Militar siempre ha estado marcada por una gran solemnidad y tradición. Si el Gobierno quería seguir avanzando en sus conquistas sociales dentro del Ejército habría que decir que ayer no era ni el momento, ni el lugar. Y Chacón por muy Ministra que sea no puede ni debe cambiar una tradición de siglos. Para marcar tendencias en moda lo tiene fácil, otra sesión de fotos en “Vogue” y ya tenemos estilismo para las fiestas de fin de año, que son dentro de … 358 días.

7 comentarios:

Peter dijo...

¿Le ha llamado payaso a una Ministra?, tio como te pasas jajaja

pedrojota dijo...

Me acabo de enterar que ésto ha sido motivo de polémica y comentario en los medios.
Me parece una soberana chorrada (desde mi humilde opinión) darle eco a asuntos así "La petición de traje largo para las señoras en el día de las fuerzas armadas".
La Sra. Ministra (¿payaso?) pensará que ella es la que lleva los pantalones en el ejercito, y se viste como quiere. Si es culpa de un profesional del protocolo, pues allá él con su problema.
Supongo que al resto nos importa bien poco una polémica tan absurda.
Creo que te ha contagiado (espero que sin quererlo) el tal "Josemi" que sale con Herrera por las mañanas, o será un sintoma final de la gripe que has sufrido.
No te preocupes, a los siete días se cura... y se olvida.

LAZARUS LONG dijo...

Me parece que efectivamente, te has contagiado de la onda hortera de Pedro J. y su ridícula esposa, sí, la de los sacos de papas pintados de colores cómo traje. Si hay algo en lo que estoy de acuerdo contigo. Somos un país de paaaaalllleeeettttoosssssss!!!!!!!!. Cuando estemos todos en las colas del pan seguro que ya tenemos un tema de conversación. La ministra y su traje. ¡Ay Dios!

chikilicuatre dijo...

Pues yo creo que tienes toda la razón del mundo, aunque sea un tema poco importante. La gente no sabe ni siquiera que es la Pascua Militar pero las formas deben guardarse pq sino pareceremos más paletos aún

Anónimo dijo...

Pues a mi me parecen más payasos el Rey y el Principe, con sus uniformes llenos de chapitas sin haber pisado un campo de batalla, la Reina y la Princesa, con sus trajes largos, con metros y metros de tela...raso brillante en colores de moda).
La revista "Hola" (equivalente al Goya de otros tiempos para retratar a la "realeza") debe tener comisión con los suministradores de tela, cosméticos, peluquería y joyas de la Casa Real.
Tambien está de risa El Presi del Gobierno y Rubalcaba, de pinguinos.
Hay que ver, cuanta gilipollez, y que paleto soy.
Creo que la más modesta es la Ministra, aunque le ha quedado un poco hortera.

#953 dijo...

En estos tiempos cada vez damos menos importancia a los protocolos, y menos en cuestión de vestiduras... muchas cosas están cambiando y lo que antes debía ser ahora es opcional. Pero aún así creo que hubiera sido preferible que la ministra guardara las formas y respetara el protocolo; ahí te doy la razón.
Imagino que si hubieras estudiado ingeniería de minas te hubiera dado igual, pero si hablas como periodista y principalmente como especialista en protocolo, es más que lógico el artículo.

Pedrojota dijo...

Por favor, que alguien coja el "Photoshop" y haga un montaje de esos que salen en el "Tomate" de turno, y coloque la cara de la ministra en el traje de la Reina...
y despues hablamos de payasos/as