lunes, 5 de enero de 2009

Un día y una noche para la ilusión

OPINION
Sin duda la noche de hoy es una de esas noches mágicas y el calificativo no es gratuito, por muchos años que pasen siempre nos hará ilusión que sus Majestades los Reyes de Oriente pasen por nuestro salón.
Es una de las tradiciones más enraizadas en la cultura española y, aunque Santa Claus lleva tiempo queriendo hacerle competencia, Melchor, Gaspar y Baltasar seguirán siendo los reyes. Hoy a las 12 del mediodía será cuando lleguen sus Majestades al Muelle de Santa Catalina. Allí el Alcalde le entregará las llaves de todos los hogares de la capital grancanaria y comenzará un día muy ajetreado. Por la tarde participarán en la caótica y no menos tradicional cabalgata que, por momentos, parece querer anunciar la proximidad de los carnavales. La comitiva arrancará a las 5 de la tarde, partiendo del Castillo de la Luz y terminando sobre las 10 de la noche en el Pérez Galdós, así que lo más recomendable es que hoy no salgamos con el coche porque podríamos terminar perdiendo los nervios en el sempiterno atasco de reyes. Esa misma tradición marca que al anochecer muchos sean los que se encaminen hacia la calle de Triana para encontrarse con viejos amigos o disfrutar con el concierto de Non Trubada en la plaza de Santa Ana. No voy a criticar esa costumbre porque debo reconocer que lo he pasado muy bien las veces que me he mezclado con miles de personas por las Calles Cano, Domingo J. Navarro o Malteses pero la cita se ha convertido en un auténtico coñazo. Gente apretada dando empujones, pisotones y tirándote la copa por encima. Serán los años pero ahora prefiero despertarme a una hora decente y disfrutar con la familia de uno de los días más significativos del año. Ver las caras de ilusión y alegría o desengaño de los más pequeños y de los menos grandes después de abrir un paquete no tiene precio. Compartir un roscón y atiborrarse de pedazos en busca del rey para terminar encontrando la judía, no tiene precio. No sé con qué me sorprenderán sus Majestades este año pero poder recuperarme de la gripe que me tiene tumbado estos días para poder disfrutar de otro 6 de enero en familia, tampoco tendría precio.

3 comentarios:

Peter dijo...

Menos mal que no quieres criticar lo de Triana, terminas diciendo que es un coñazo jajajajajaja. Te doy toda la razón, no tiene que ver con la originaria fiesta de las Lagunetas

Marta dijo...

Chico a recuperarse, es una faena estar malo el día de reyes

#953 dijo...

Bahj, ya te digo si es una faena lo de salir... a mis 29 años pocas veces lo he hecho, sobre todo por lo que tú dices. Además, levantarse temprano con esa emoción y poder compartir con tu familia ese momento, sin resaca, es de lo mejor del año.